3 Razones para apostar por la Sostenibilidad Corporativa

Cada vez son más las empresas que apuestan por incluir en sus políticas corporativas medidas que favorezcan la sostenibilidad, ya sea siguiendo cauces tradicionales o vía Social Media.

"Un mundo verde" por Julio Aedo

“Un mundo verde” por Julio Aedo

Razones para apostar

Razones para apostar por la sostenibilidad hay muchas, en mi opinión, las 3 principales son:

  • Reputación:

Crear, mantener y mejorar la imagen y la reputación de la marca.

  • Posicionamiento:

Alineamiento con los valores, la misión y las metas de la compañía.

  • Reducción de costes:

Mejora de la eficiencia de las operaciones en aras de reducción de costes.

En cifras y datos

Vamos a ver cifras y datos de lo que supone esta apuesta, y lo hacemos valiéndonos del estudio presentado este mismo mes de Julio por la prestigiosa firma McKinsey y que bajo el título “Sustainability’s strategic worth: McKinsey Global Survey results” nos ofrece, entre otros, los siguientes datos.

En 2014 un 36% de los entrevistados plantean su estrategia de sostenibilidad obedeciendo al objetivo de mantener la reputación de la firma, un 43% lo hacen por posicionamiento y un 26% para reducir costes.

Reputación

PosicionamientoRecorte CostesEn cuanto a la importancia de la estrategia de sostenibilidad para los CEOs los resultados son los siguientes:

Importancia de la estrategia de sostenibilidad CEOs

En 2014 se incrementa un 8% (con respecto al año 2012) el número de CEOs que establecen como máxima prioridad la estrategia de sostenibilidad. En ese mismo periodo, se mantiene, más o menos, el porcentaje de los que la consideran entre las tres más importantes.

Sostenibilidad utilizando Social Media

Desde BBVA y basándose en datos de Sustainly, afirman que:

“el uso de redes sociales para difundir los proyectos de sostenibilidad se ha incrementado un 74%; siendo Twitter la red más utilizada por las empresas (86%), seguido de Youtube (75%) y Facebook (71%). Además, cada vez más compañías experimentan con otros canales como Pinterest, Tumblr e Instagram.”

Por Redes SocialesUn ejemplo original nos llega desde el Zoo de Calgary que, ya en 2012, apostó por realizar su calendario anual a través de Instagram con el consiguiente ahorro en costes y su granito de arena de ayuda al ecosistema.

Y si os ha parecido creativa esta iniciativa esperad a ver la que os presento a continuación y que tiene como autor a la firma Chipotle Mexican Grill, Inc. que en un ejercicio sublime de storytelling han creado una mini serie de Televisión de 4 capítulos, de unos 20 minutos de duración cada uno, titulada “Farmed and Dangerous”.

"Soy una vaca ecológica" por Julio Aedo

“Soy una vaca ecológica” por Julio Aedo

En esta mini-serie aprovechan para “hablar” de agricultura NO sostenible y para hacer alusión “indirecta” a la buena gestión de la agricultura SI sostenible que ellos tienen como bandera corporativa.

¿Queréis ver el tráiler?

¿Qué os ha parecido? Esta apuesta de los de Steve Elles, supone un hito no sólo en comunicación sobre sostenibilidad sino también en marketing digital. Simplemente “Chapeau”.

Para terminar os dejo un enlace por si queréis descargaros el “Social Media Sustainability index 2013” de Sustainly en el que se habla de los canales que prefieren usar las empresas participantes en el estudio, así como, de las tendencias en Storytelling usando Social Media, y de las 10 empresas que mejor cuentan sus historias sostenibles a través de medios sociales.

¿Y vuestra empresa? ¿Apuesta por ser sostenible?

Si os ha gustado este artículo os animo a compartirlo y a interactuar. Y si lo que queréis es recibir una notificación cada vez que haya una entrada nueva en el Blog de Alice in Social Media Land, sólo tenéis que suscribiros en el botón de “suscribirse al Blog”. Gracias.

Whatsapp y Storytelling: más de 400 millones de historias

El pasado miércoles día 19 salía a la luz la noticia de la compra de Whatsapp por la poderosa Facebook por la no despreciable cifra de… (redoble de tambor) 19 Billones de Dólares, sí, has leído bien la “B” de billones.

Spy whatsapp messages by Sam Azgor

Spy whatsapp messages by Sam Azgor – Flickr CC

La red social más popular celebraba su reciente 10º aniversario con un regalo en forma de adquisición y como regalo de cumpleaños añadía a su lista corporativa a la empresa de mensajería del momento.

Un repaso por cifras:

  • Primero fue Instagram: en 2012 pagaron 1 billón de dólares.
  • El año pasado le tocó el turno a Snapchat: la oferta no aceptada ascendió a 3 billones de dólares.
  • Y la semana pasada Whatsapp con 19 billones de dólares, en la que se ha convertido, en la operación de compra más cara llevada a cabo nunca por una empresa tecnológica en Silicon Valley.

Podium ventas FacebookLa pregunta del millón: ¿Realmente Whatsapp vale esa cantidad?

Pues sí y no. La respuesta más generalizada es que en sí misma Whatsapp no lo vale pero hay varios activos que aporta a Facebook y que compensan esta cifra y sobre todo esta compra:

 1º Activo:

Le aporta datos a través de los números de teléfono de sus usuarios. Y este “activo” Facebook no lo consigue a través de sus cuentas. A través de los datos de los usuarios de Whatsapp, Facebook puede “reacondicionar” sus algoritmos en aras de mejores resultados futuros.

 2º Activo:

Le aporta valor a su tasación general que ronda los 180 billones de dólares. Un dato importante a tener en cuenta es que Whatsapp ha recibido en cash “sólo” 4 billones,  el resto de la operación lo cobra en acciones de la empresa de Zuckerberg.

 3º Activo:

El Sr. Zuckerberg esta misma semana ha justificado el precio de compra diciendo que lo que vale Whatsapp es mucho más que lo que ha pagado y tiene razón porque a pesar de que sabe que no va a obtener 19 billones su mayor preocupación no era ésta sino que de no haberla comprado podría haber perdido mucho más. Recordemos los rumores de que Google andaba detrás de la empresa de mensajería y más de 400 millones de usuarios activos son muchos usuarios como para no tenerlos en cuenta.

¿Y  lo que no es dinero ni acciones?

Pues ahí está el quid de la cuestión, porque como en toda relación no todo es de color de rosa. De hecho, Jan Koum, uno de los socios cofundadores de la empresa mensajera (que por cierto, se ha llevado 3,2 Billoncejos de nada en la operación) ha manifestado públicamente su descontento  y su no conformidad con varios aspectos de la empresa que le acaba de hacer billonario. El ucraniano ha defendido por activa y por pasiva la grandeza de whatsapp al no incorporar publicidad. Más que defender lo ha enarbolado como bandera y ahora deberá mantenerlo, bueno habrá que ver si el todopoderoso Mr. Zuckerberg se lo permite.

Y luego está el tema de la privacidad. Tanto Jan Koum como Brian Atcon (el otro cofundador afortunado) han defendido la política de privacidad de datos de sus usuarios hasta el extremo.

Os dejo el enlace a la entrevista a Koum en el Huffington Post acerca de estos temas

He entresacado dos citas que me parece hay que destacar:

“WhatsApp was created around the premise that it should collect as little information about the people using its service as possible.”

Y otra más:

“We designed our system to be as anonymous as possible.”

Pero los usuarios andan nerviosos y para intentar calmar las aguas ante la estampida de algunos de estos usuarios nerviosos se están dedicando a jurar y perjurar que van a ser dos entidades con personalidad propia y que Whatsapp no se va a integrar en Facebook y, sobre todo, que va a mantener sus apuestas por la no publicidad y por la privacidad. Esto es lo que ha mantenido en una entrevista publicada por la Vanguardia hace tres días y dentro de la visita que Koum ha hecho al MWC (Mobile World Congress) de Barcelona.

Privacidad, privacidad y privacidad, veremos cómo la manejan con su nuevo “jefe”.

Hablando de jefes y a modo de chascarrillo os diré que hace cinco años a Brian Atcon no le contrataron en Facebook, lo podéis leer en este artículo de Forbes y claro, ahora los chistes a cuenta de que el contrato les ha salido un “pelín” caro no se han hecho esperar, cosas de la vida.

Acton-TwitterMás de Whatsapp:

Aparte de lo ya mencionado, Whatsapp manifiesta por activa y por pasiva que lo importante es el usuario y que desde la empresa están para escucharles, porque lo importante a nivel corporativo son las historias y quien las cuenta. Y es que en un ejercicio de Storytelling en Whatsapp nos hablan de historias y tienen muchas, tantas como usuarios, o sea, unos 400 millones de historias que nos muestran su cara más humana que nos dicen que sienten y padecen.

Y así, nos cuentan historias de amor:

La de la mujer de Nueva Zelanda que se trasladó a Sudáfrica para completar su doctorado y justo antes de volverse a casa conoció al hombre de sus sueños y de cómo a pesar de los miles de kilómetros de distancia entre ellos a través de esta mensajería gratuita son capaces de sentirse cerca el uno del otro.

Historias sociales:

Con el caso de una mujer británica con un proyecto social en Uganda y que utiliza, junto con su equipo, Whatsapp para mandar los informes diarios, así como, fotos, videos y más de los niños a los que ayudan y de cómo esta aplicación les permite solicitar ayuda a nivel internacional.

Historias de superación:

El caso de algunos doctores en India que utilizan esta mensajería para enviar fotografías con electrocardiogramas de pacientes ayudando a salvar vidas por la inmediatez del servicio.

Historias con final feliz:

La de esos equipos de rescate que se sirven de Whatsapp para localizar a escaladores o montañeros perdidos.

Historias reivindicativas:

Las de los usuarios que utilizan la aplicación para reclamar los derechos humanos básicos en esos lugares del planeta en que para tener derechos básicos hay que luchar.

Historias de desamor:

Para ésta os dejo un video con una historia de desamor en toda regla de hace ya un tiempo que es muy probable hayáis visto porque fue bastante viral y que pone un puntito de humor a esta locura whatsappera.

Terminando:

Para concluir quiero aprovechar este medio para mandar un par de avisos:

  1. Querido Mark Zuckerberg si estás interesado en comprar Alice in Social Media Land estoy dispuesta a negociar su precio de venta por debajo de esta cifra de 19 billones con B de dólares. Sólo quería que lo supieras.
  2. Queridos Jan Koum o Brian Atcon si, como decís, aprecíais las historias de vuestros usuarios sabed que podéis contar conmigo como cuentacuentos. Os digo lo mismo que a Mark, podemos negociar el precio de mis servicios como storyteller freelance.