¿En vías de estar controlados por Robots y Wearables?

Recientemente he leído un par de artículos que, francamente, me han hecho pensar y, lo admito, también me han preocupado un poquito.

"Pensamientos" por Julio Aedo

“Pensamientos” por Julio Aedo

En el primer artículo y que firma Cloudtweaks se habla de cómo empresas como Hitachi y Kronos están desarrollando dispositivos wearables que integrar en los centros de trabajo.

Hasta aquí todo normal ¿no?

Pero, estos Wearables incluyen sensores que detectan y monitorizan desde con quién habla cada empleado, hasta la duración y la frecuencia con que se realizan dichas conversaciones, de forma que, los responsables correspondientes pueden controlar quien es más activo en las reuniones o quien pasa demasiado tiempo lejos de su escritorio.

Como todo en esta vida, este “control” entiendo que tiene sus pros y sus contras. Puede ser una buena forma de medir la productividad y la proactividad personal de cada trabajador pero también puede ser una medida de control que se les escape de las manos y que acabe suponiendo un claro “acoso” para los empleados.

Digamos que, al final, los sistemas de control laboral vía wearables se pueden convertir en un arma de doble filo y en caso de implementarse con singular alegría pueden acabar en demandas por espionaje, en faltas contra la privacidad o en políticas de abuso de poder de las empresas contra los empleados.

Si el uso de estos wearables es voluntario y si dichos dispositivos suponen la forma de aumentar la productividad de cada trabajador se puede entender pero la línea que separa ésta búsqueda de la productividad del control injustificado de los trabajadores es tan delgada que el más mínimo detalle puedo suponer el detonante de un problema ¿estáis de acuerdo?

Buscar herramientas de mejora que supongan avances laborales me parece genial pero creo ser realista y no negativa cuando os digo que empiezo a sentir un cierto desasosiego, como si una epidemia de deshumanización total se extendiera a nuestro alrededor.

"Extendiéndose" por Julio Aedo

“Extendiéndose” por Julio Aedo

Y en línea con esta deshumanización está el segundo artículo que os mencionaba al principio y que basándose en un reciente estudio de Pew Research Center habla del riesgo de que para 2025 muchos de nuestros trabajos sean realizados por robots y desaparezcan muchas de las profesiones que conocemos hasta el momento como “humanas”.

¿Se estará acercando el Apocalipsis? ¿Conseguirán las nuevas corrientes Ludistas frenar el impresionante avance de las máquinas? ¿Es la inteligencia artificial el demonio que va a dejar en la calle a millones de trabajadores que se verán sustituidos por el robot de turno?

Para vuestra tranquilidad os diré que parece que el tema no está del todo claro.

De hecho, los 1.800 académicos y expertos en industria, trabajo y nuevas tecnologías entrevistados en el estudio de Pew no se acaban de poner de acuerdo al valorar el impacto que la Inteligencia Artificial y los robots van a tener en el futuro mercado laboral.

Un 48% de los encuestados en el estudio se decantan por pensar que las máquinas van a seguir un avance imparable y van a suponer que se corte la cabeza (en sentido figurado) a los trabajadores no sólo dedicados a procesos manuales sino también a los de traje.

Estos nuevos Ludistas ven, como principal consecuencia, una ruptura social en forma de desigualdad de clases y destrucción de empleo que supondría un problema muy muy gordo para muchos sectores económicos y auguran, incluso, la desaparición de la clase media.

Antes de seguir adelante os dejo la definición de Wikipedia de Ludismo para que quede todo más claro.

“El ludismo (Luddism, en inglés) fue un movimiento obrero que adquirió auge en Inglaterra a partir del odio hacia las máquinas. Sus seguidores se llamaban ludistas o luditas (Luddites en inglés), nombre que tomaron de Ned Ludd. El ludismo representaba las protestas de los obreros contra las industrias por los despidos y los bajos salarios ocasionados por la introducción de las máquinas. Estas revueltas eran desorganizadas y los obreros atentaban contra las máquinas destruyéndolas.”

En el otro lado de este cuadrilátero (empleando el símil de boxeo) se encuentra el otro 52% de los encuestados que siguiendo un perfil más pro-tecnológico piensan que las máquinas necesitan personas humanas que las diseñen, las pongan en marcha y las mantengan y que la capacidad del ser humano para sobreponerse a las adversidades va a hacer que se diseñen nuevas profesiones para sustituir a las que el avance tecnológico va a destruir. Defienden incluso que ciertas profesiones nunca podrán ser automatizadas y que la clave estará en saber adaptarse a los cambios y buscar las oportunidades laborales que vayan surgiendo.

"Adaptación" por Julio Aedo

“Adaptación” por Julio Aedo

Si estáis interesados en el informe completo de Pew Research Center aquí tenéis el enlace .

Una vez leído todo esto ¿qué pensáis? ¿Asistimos a un proceso de pérdida generalizada de valores base como personas y nos estamos convirtiendo en maquinitas con patas? ¿Corremos un serio riesgo de que nuestros trabajos sean asumidos por robots y nuestros puestos de trabajo controlados por wearables o no es para tanto?

Para terminar con una sonrisa os dejo dos perlas que Twitter y Toshiba se inventaron para reírse de sí mismos y de los wearables y celebrar el April Fools´ Day 2014 (día de los inocentes en países anglosajones) espero que los disfrutéis:

Anuncio del Twitter Helmet, lo más de lo más en Wearables de Twitter (no tiene desperdicio)

Twitter helmet

Y el video con el que Toshiba presentó lo último de lo último en tecnología wearable, el DiGiT

Si os ha gustado este artículo os animo a compartirlo y a interactuar. Y si lo que queréis es recibir una notificación cada vez que haya una entrada nueva en el Blog de Alice in Social Media Land, sólo tenéis que suscribiros en el botón de “suscribirse al Blog”. Gracias.

Anuncios

¿Qué persiguen los Wearables?

En el CES 2014, que se celebró en Las Vegas la semana pasada, una de las tendencias que dominó fue la relacionada con los wearables que luchan por hacerse un sitio en nuestras vidas diarias.

http://blogs.forrester.com/jp_gownder/14-01-06-wearables_20_at_ces_2014_richer_business_models_and_enterprise_relevance

A los llamemos “pioneros” hace ya un tiempo auriculares Bluetooth, y que ahora se transforman en audífonos intra-auriculares, se suman relojes, pulseras, anillos, gafas inteligentes y más y pasan de ser un accesorio estético a ser lo más puntero en tecnología wearable.

A decir de los entendidos, este mercado está en auge y durante el 2014 va a seguir en alza pero aún le queda  mucho camino por delante y mucho por demostrar para alcanzar un total desarrollo.

http://uk.reuters.com/article/2014/01/10/us-ces-wearables-idUKBREA0905N20140110

Desde Techcrunch y Reuters nos dan su punto de vista al respecto.

Poco a poco, vamos intuyendo lo que ésta tecnología tiene que decir en cuanto a escalabilidad y a penetración en el mercado. Una de sus peleas está en demostrar que la funcionalidad no está reñida con el diseño.

http://www.newsday.com/business/technology/tech-industry-seeks-function-fashion-mix-for-wearables-1.6773847

Para argumentar este punto os dejo dos artículos que nos hablan de ello, el primero es de newsday y el segundo lo firman desde ECN magazine.

Hay muchos campos de batalla en esta guerra. En uno de ellos está Intel que es una de las compañías que más fuerte está apostando por este mercado y que ha decidido extender la funcionalidad dada hasta ahora a estos dispositivos y que se ha centrado principalmente en temas relacionados con fitness y ampliar su campo de acción a la salud y al cuidado infantil entre otros.

Para el desarrollo de nuevas aplicaciones esta compañía ha apostado por poner en marcha, entre otras medidas, la campaña “Make it wearable Challenge”, algo así como, “Reto hazlo wearable” en una clarísima jugada a favor de la innovación, de la mano de nuevos desarrolladores y en un claro ejercicio de empoderamiento de comunidad. En el siguiente video corporativo nos hablan de sus propósitos de futuro.

Investigando para este artículo me he topado con un ejemplo que me ha parecido impresionante en el campo de la salud que os mencionaba. Viene de la mano de la startup canadiense eSight Eyewear que ha diseñado un dispositivo wearable que proporciona un avance inimaginable en personas con problemas de visión.

En el siguiente video nos cuentan tres experiencias con este dispositivo.

¿Impresionante no? El artículo sobre el eSight Eyewear lo podéis leer en International Digital Times

Pero claro, no todo es tan bonito ni de color de rosa y el mundo wearable no es todo lo zen que parece.

Detrás de la mayoría de proyectos no se esconde exclusivamente un objetivo de mejora de calidad de vida y de ofrecernos una serie de herramientas de control de nuestra salud, sino que, también hay un objetivo final supremo que está (cómo no) enfocado a marketing y pasa por controlar nuestras necesidades y gustos para campañas de mercadotecnia que se traduzcan en ventas.

http://blogs.forrester.com/jp_gownder/14-01-06-wearables_20_at_ces_2014_richer_business_models_and_enterprise_relevance

Y así, de enfocarse casi en exclusividad en el entorno del fitness, que, dicho sea de paso, ya era un buen nicho, se ha entrado de lleno en un universo de incalculable valor representado por el sistema sanitario y por las empresas que lo conforman a las que estos dispositivos aportan valor que revertir a sus clientes. La llave del beneficio tecnológico al servicio del consumidor dicen desde Forrester.

http://blogs.forrester.com/jp_gownder/14-01-06-wearables_20_at_ces_2014_richer_business_models_and_enterprise_relevance Y para terminar una cita del libro de Amy Jo Martin “Renegades Write The Rules” y que explica una de las reglas de oro en Social Media:

“Deliver value when, where, and how your audience wants to receive it”

“Distribuye valor cuándo, dónde y en la medida en que tu audiencia (comunidad, cliente, usuario…) quiere recibirlo”.

http://blogs.forrester.com/jp_gownder/14-01-06-wearables_20_at_ces_2014_richer_business_models_and_enterprise_relevance ¿Qué os ha parecido?¿Qué futuro creéis que les espera a los wearables?